¿Cómo destruir tus documentos según la Ley Orgánica de Protección de Datos?

En una empresa hay muchos documentos que necesitan un tratamiento especial para su destrucción, debido a su carácter confidencial. Esto sucede en el caso de contratos, nóminas, papeles con información de la empresa o personal, papeles del banco u otros que son documentos que no se pueden tirar a la papelera o al contenedor azul así sin más; sino que hay que destruirlos cumpliendo la Ley Orgánica de Protección de Datos.

De hecho, si la destrucción de dichos papeles no cumple con lo establecido por esta ley, pueden enfrentarse sanciones que van desde los 10 hasta los 20 millones de euros, o desde el 2% al 4% de la facturación de la empresa. Por esto, la destrucción de documentos confidenciales ha cobrado más importancia que nunca.

Además de los problemas que pueden llegar a aparecer por la destrucción incorrecta de dichos documentos, entre los que contamos el robo de datos por parte de compañías rivales, contaminación al medio ambiente o denuncias de clientes por ver sus datos personales comprometidos.

¿Qué dice la Ley Orgánica de Protección de Datos?

Según la Ley Orgánica de Protección de Datos (LOPD) se entiende como dato personal a:

cualquier información numérica, alfabética, gráfica, fotográfica, acústica o de cualquier otro tipo concerniente a personas físicas identificadas o identificables.

Es decir, que no sólo debemos considerar como dato personal los nombres, apellidos y direcciones de personas y/o usuarios…, sino que también debemos aplicar las mismas consideraciones a números de teléfono, DNI, número de la seguridad social, formación académica, correos electrónicos, firmas electrónicas, fotos, grabaciones de audio y/o vídeo obtenidas en cámaras de seguridad, etc.

Ya que estos datos son los que debemos tomar en cuenta a la hora de destruir un documento y cómo hacerlo, el Reglamento LOPD, concretamente en su Artículo 92.4 recoge:

«Art. 92.4 Siempre que vaya a desecharse cualquier documento o soporte que contenga datos de carácter personal deberá procederse a su destrucción o borrado, mediante la adopción de medidas dirigidas a evitar el acceso a la información contenida en el mismo o su recuperación posterior.»

Así, mediante el borrado y destrucción de la información finalizamos la custodia de los datos personales de los que somos titulares, previa cesión del usuario.

De esta manera, la destrucción de documentos cuando contengan algún tipo de dato personal será un aspecto importante a tener en cuenta a la hora de gestionar los datos personales correctamente, no sólo desde el punto de vista normativo, sino también para no exponernos a sanciones.

Motivos para realizar una correcta destrucción de documentos

Como ya veníamos desarrollando en el punto anterior, los principales motivos por los que, tanto organismos públicos como empresas o particulares, deben destruir los documentos que contienen información personal son:

  • Cumplimiento de la ley: el RGPD exige que todas aquellas entidades o empresas que manejen datos personales deben demostrar que esos datos los han conseguido de forma legítima; y en caso de no poder hacerlo, deben destruir esa información personal de la cual no conozcan de dónde procede. Por otro lado, tanto el RGPD como la LOPDGDD, exigen que el responsable del tratamiento debe destruir o devolver a los titulares cualquier documento o soporte que contenga datos personales una vez que se haya cumplido la prestación objeto del contrato entre la empresa y el cliente.
  • Seguridad: Por lo general, estos documentos suelen contener información confidencial o sensible a la que no sea conveniente que terceros puedan acceder. Por eso, se tiene que aplicar las medidas de seguridad adecuadas al momento de desecharlos.
  • Motivos económicos: Almacenar una gran cantidad de documentos en papel puede conllevar un importante gasto, tanto en espacio como en gestión, el cual puede afectar el presupuesto de una empresa.
  • Preservar el medio ambiente: Cada vez existe una mayor digitalización de los procesos en las empresas y, por tanto, una reducción del papel y los efectos negativos sobre nuestro medio ambiente. Así, se digitalizan los contratos, las facturas u otra documentación interna para eliminar el formato papel y así cuidar el medio ambiente.

¿Qué opciones existen para destruir documentos?

La destrucción de documentos consiste en el borrado y eliminación definitiva de datos personales de los que se tiene acceso por el hecho de ser responsable de los mismos.

Esta no sólo consiste en eliminar todos los archivos que tengamos en formato papel, sino que, según el Reglamento LOPD, esto se debe extender a todos los formatos, incluyendo el audiovisual y el digital.

Por supuesto, para la destrucción de dichos documentos, no solo basta con enviarlos a la papelera de reciclaje, en caso de que se encontraran en formato digital; o romperlo sin más y tirarlo a la papelera, en el caso de que se encuentren en formato papel.

La exigencia de la normativa es que se realice un borrado y destrucción de documentos de manera correcta, cumpliendo con la LOPD y evitando posibles sanciones económicas por parte de la AEPD.

Para esto, los principales sistemas de destrucción de documentos en formato papel los siguientes:

  • Subcontratación de una empresa especializada.
  • Destrucción de documentos con máquinas para destruir papel.
  • Quemar documentos que contengan este tipo de información.

Subcontratación de una empresa especializada

Git Doc, empresa especialista en servicios de gestión documental para empresas y particulares, nos comentan que en el mercado disponemos de numerosas empresas que se dedican a la destrucción confidencial de documentación.

La puesta en marcha del servicio es fácil:

  • En primer lugar se formaliza un contrato de prestación de servicios para la destrucción de este tipo de documentación,
  • Le haremos llegar a la empresa la documentación dentro de un contenedor de seguridad.
  • La empresa se encargará de la destrucción final de los documentos.

El único aspecto importante a tener en cuenta si optamos por elegir este sistema de destrucción, es que esta empresa debe poder garantizar la confidencialidad y seguridad de la documentación. Por ejemplo, podemos  contratar estos servicios a una entidad que nos garantice que cumple con la norma UNE-EN 15713-2010, norma encargada de garantizar que la empresa cumple con los requisitos necesarios para realizar la destrucción de documentos mediante el uso de buenas prácticas.

Destrucción de documentos con máquinas para destruir papel

Otra opción fácil de poner en práctica es la de adquirir una máquina trituradora de papel. Las podemos encontrar fácilmente en el mercado por precios accesibles, por lo que cualquier empresa podría hacerse fácilmente con una.

En este caso la destrucción la realizaríamos nosotros mismos, sin contratar a ninguna empresa externa, introduciendo los documentos de los que nos queramos deshacer en la propia máquina, cuidando que al terminar, echemos los restos en el contenedor correspondiente.

Puede parecer que se trate de un sistema menos seguro que el de contratar a una empresa especializada, pero es una decisión que es mejor tomarla en función de los datos que almacenemos (Básico/Medio/Alto) y de lo sensibles que sean estos datos.

Esto porque, por ejemplo, si en nuestra empresa almacenamos datos de Nivel Alto (ideología, afiliación sindical, religión, creencias, origen racial, salud o vida sexual…) nuestra máquina para destruir papel deberá generar residuos de un tamaño el cual no permita que puedan ser reconstruidos, mientras que estos restos podrán ser de mayor tamaño, siempre y cuando se garantice la no reconstrucción de los datos, para niveles Medio y Básico.

Quemar documentos que contengan este tipo de información

A diferencia de las anteriores, esta opción es más complicada de poner en práctica, ya que no todas las empresas tienen la opción de acceder a sistemas que permitan la quema de documentación y puede generar otro tipo de riesgos relacionados, como los posibles riesgos de trabajar con fuego, por lo que es la opción menos práctica, pero la más segura y definitiva en relación a la destrucción de datos confidenciales contenidos en los documentos quemados.

¿Qué opción elijo?

Ya que conoces todos los sistemas de destrucción de documentos confidenciales disponibles, la elección entre un sistema u otro dependerá de las ventajas o inconvenientes que encontremos para ponerlos en práctica. Es decir, no existe uno u otro que sea mejor o peor.

Un punto importante es que detallemos siempre el método utilizado. Recuerda que, como hemos visto a lo largo del artículo, las obligaciones relacionadas con el borrado y eliminación de datos personales con un aspecto más que importante a tener en cuenta, tanto si queremos cumplir con lo recogido en la diferente normativa de LOPD, incluyendo el Reglamento LOPD; como si no queremos enfrentarnos a sanciones económicas bastante elevadas; por no hablar de realizar una gestión inadecuada de los datos.

En conclusión, es muy importante aprender como empresas a gestionar de la manera correcta los documentos en los que figuren datos personales de carácter confidencial de terceros, incluso en  el momento de su destrucción, ya que aún ahí seguimos siendo responsables del fichero.

Para esto, incluso puedes asistir a cursos en materia o aliarte con alguna empresa especializada en la destrucción de documentos confidenciales que se encarguen de todos los detalles legales del proceso por ti.

 

¿Cómo garantizar la seguridad de un hogar con niños?

No hay nada tan emocionante e ilusionante como la ansiada y deseada llegada de un bebé a la familia. La alegría, la ilusión, la emoción y la felicidad nos invade, todo nuestro mundo se revoluciona y gira alrededor de este nuevo miembro que llega para ser nuestra estrella en el cielo, un milagro único e imposible de repetir, y por él rehacemos nuevos planes de futuro, iniciamos nuevos proyectos, porque este nuevo ser llega para llenar de felicidad nuestro mundo, nuestros corazones y nuestra vida, porque él ya está aquí… y nosotros, los padres, desde el primer momento nos volcamos en que tenga su propio espacio en el hogar. Para ello comenzamos con la mayor ilusión del mundo a planificar y amueblar lo que va a ser el dormitorio infantil, intentando escoger el mobiliario que mejor se adapte a sus necesidades, que sea el más adecuado, sin olvidar el objetivo principal, que es la seguridad de nuestro hijo.

Por ello a la hora de adquirir el mobiliario infantil, además de tener en cuenta cuáles son los materiales más recomendables, debemos fijarnos en los siguientes puntos:

– Elegir un mobiliario que esté pintado, barnizado o lacado siempre con productos no tóxicos, puesto que los niños tocan, mordisquean y tienen por costumbre llevarse a la boca todo aquello que se encuentra al alcance de su mano.

– Que el mobiliario sea de calidad, que no tenga astillas o elementos que se puedan desprender. En la actualidad, el mercado de mobiliario de segunda mano está experimentando un gran auge, y el del mundo infantil todavía mucho más debido al poco tiempo de uso de cunas, tronas, parques, sillas de paseo, sillas de coche, etc., por lo que es cada vez mayor el número de familias que eligen esta opción. En el hipotético caso de que optemos por elegir un mueble de segunda mano se debe inspeccionar a fondo para que esté en perfectas condiciones.

– Que los bordes o cantos sean redondeados, que no tenga esquinas, aristas o terminaciones puntiagudas, donde el niño se pueda golpear o lastimar. En caso de presentarlas, en el mercado existen unos protectores para las esquinas que se pueden colocar.

– Asegurarse de que los tiradores o cualquier otro elemento de pequeñas dimensiones no se puedan desenroscar o soltar.

– Los cajones deben estar provistos de topes o cierres de seguridad para evitar que el niño pueda abrirlos y que se le caiga encima.

– La cuna es un elemento esencial en cualquier habitación infantil, sus barrotes deben contar con una distancia máxima de separación, con el fin de evitar que el niño pueda introducir la cabeza entre ellos y quedar atrapado.

– En el caso de que la habitación disponga de cama, esta debe disponer de una barandilla con el fin de que el niño no pueda caerse de la misma, del mismo modo que procuraremos que esta no sea demasiado alta.

– Otro elemento a tener en cuenta a la hora de adquirir los muebles y con vista al desarrollo del niño, es que estos se puedan ir adaptando a su crecimiento. Actualmente existen en el mercado infinidad de modelos que se adaptan a las diferentes etapas de su desarrollo, desde su nacimiento hasta la adolescencia.

– Los armarios, estanterías, cómodas o cualquier otro elemento que se pueda balancear o venirse encima del niño, es indispensable fijarlo a la pared.

¿Con qué otros elementos de seguridad debe contar la vivienda?

– Se deben evitar cualquier tipo de adornos que se puedan caer, que se puedan desprender o que simplemente supongan un peligro para el niño, como por ejemplo los cordones de las cortinas.

– La puerta del dormitorio y las demás en general es recomendable que no tengan cierre para evitar que se pueda manipular y quedar encerrado. Del mismo modo se deben instalar topes en las ventanas para que no se puedan abrir y alejar de las mismas cualquier mueble o elemento al que el niño pueda subirse y alcanzar la ventana.

– Las escaleras suponen un peligro en potencia, instalar una barrera de seguridad evitará que el niño se acerque al borde. Del mismo modo, si vivimos en una vivienda unifamiliar con terreno, este debe cerrarse perimetralmente. En el mercado existen diferentes opciones, una de ellas son las celosías que presenta Cerámica a mano alzada, una tienda online de cerámica a mano alzada.

– Tapar los enchufes es sumamente recomendable, pues a los niños les gusta explorar y pueden introducir en ellos sus propios dedos, que si están húmedos de llevárselos a la boca pueden provocar una descarga. Asimismo, cualquier tipo de cable intentaremos ocultarlo mediante una regleta con el fin de evitar que tire por él.

Para ser un buen anfitrión en tu hogar siempre debes saber que copa has de poner

Muchos de nosotros disfrutamos cuando recibimos una visita en nuestro hogar y es que no hay nada mejor que la buena compañía para pasar una velada maravillosa. En este sentido, no importa que recibamos a familiares, amigos o a nuestra pareja y es que de forma inconsciente siempre trataremos de dar lo mejor de nosotros mismos para que los invitados se sientan como en su propia casa y se lleven un grato recuerdo de su paso por nuestro hogar. Sin embargo, en muchas ocasiones no sabemos que debemos de poner en la mesa para picar, no sabemos como debemos de colocar los cubiertos sobre la mesa o no sabemos que copas debemos de usar por lo que a lo largo de las siguientes líneas os queremos acercar un poco más a estas normas de protocolo y en el post de hoy nos centraremos en los diferentes tipos de copas que nos podemos encontrar en el día a día. Así que coged papel y boli que comenzamos a desgranaros los tipos de copas con los que nos podemos encontrar en nuestro día a día.

Quizá os pueda parecer una tontería, pero lo cierto es que mucha menos gente de la que creéis conoce como se han de poner las copas en casa. Y es que el orden, el modelo de copa y la cantidad que debemos de servir varía en función de lo que se sirva, como ocurre, sin ir más lejos con el vino o con los brandis. Pero antes de saber las cantidades, vamos a conocer un poco mejor las copas que nos podemos encontrar:

  • Copa Flauta. Se usa para servir el champagne. Al igual que ocurre con la copa Tulipán, su forma evita la pérdida rápida del gas.
  • Vaso Huracán. El vaso huracán (hurricane glass) tiene un aspecto muy atractivo, con forma de huracán y con una gran capacidad, es un recipiente perfecto para bebidas alcohólicas y cócteles tropicales, exóticos y con frutas que lleven importantes decoraciones. Es muy popular en el verano y en las playas, sobre todo para una piña colada o un chi-chi. Es un vaso cómodo llamativo y amplio.
  • Copa para Vino Blanco. La copa de vino blanco posee un cuello largo para que sea sostenida por allí y no modifique la temperatura en la que el vino se sirve. A diferencia de la copa de vino tinto esta es más corta. Es de cristal suave y claro. El recipiente en sí es amplio, abriéndose hacia arriba. Es un diseño moderno, ideal para saborear a fondo la frescura del vino blanco y de algunos cócteles.Tiene una capacidad de aproximadamente entre unos 175 y 235 ml.
  • Copa para Vino Tinto. Con un aspecto sólido, como para reflejar la fortaleza de un buen vino tinto, este vaso es apropiado también para los claretes. El borde es lo suficientemente ancho como para permitir que el vino pueda respirar sin mayores problemas. La copa de vino tinto, a diferencia de la de vino blanco, tiene un tamaño más amplio, es más ancha y su boca es más grande, lo que permite respirar mejor al vino, exhalando correctamente su aroma. Por otro lado, y ahora al igual que en la copa de vino de blanco, su cuello es largo para no permitir que el calor de la mano modifique la temperatura del contenido. Esta copa se utilizará en la elaboración de algunos cócteles. Su capacidad es algo mayor que esta última y ronda entre los 235 y los 295 ml.
  • Vaso Pilsen. El vaso pilsen es largo y ancho, es muy atractivo y se utiliza prácticamente en la gran mayoría de los casos para servir una buena cerveza, aunque también se utiliza para preparar algunos cócteles. Su base es amplia y resistente, de un vidrio fuerte, tiene un peso algo mayor que los que hemos visto en general y su capacidad es aproximadamente de entre unos 300 y unos 475ml. Debe tomarse por la base al presentarlo.
  • Jarra de cerveza. La jarra de cerveza (beer mug) esta hecha de vidrio grueso, es consistente y generalmente tiene un peso más grande que el resto de los recipientes. Es el recipiente típico para servir cerveza y generalmente se coloca unos minutos en el congelador antes de servir cerveza en él, lo que le brinda una leve capa de hielo, ayuda a mantener la frescura de la cerveza y principalmente, mejora la presentación haciéndola más atractiva y vistosa. Es larga, ancha y tiene un mango, su capacidad generalmente varía aproximadamente entre los 300 y los 450 ml.

Estos son solo algunos ejemplos de copas que nos podemos encontrar en el mercado, si bien es cierto que existen otro tipo de copas, cada una para una circunstancia especial. Así, si vosotros no queréis fallar, nosotros os recomendamos que os paséis por Giona company, donde encontraréis todas aquellas copas que necesitáis y es que ellos son especialistas en este producto, por lo que además de venderos lo que necesitáis os asesorarán acerca de cual es la mejor opción.

La jarra de café irlandés o vaso Toddy

La jarra de café irlandés (irish cofee mug) es el recipiente perfecto para bebidas y preparaciones que se sirven calientes, como por ejemplo el hot toddy o alguna bebida alcohólica con el típico y clásico licor irlandés Baileys. Es también una jarra relativamente amplia, tiene la medida justa para el tipo de bebidas en los que se utiliza y es cómoda, tiene un aspecto atractivo y posee un mango que cumple una importante función cuando se trata de bebidas calientes que generalmente llevan café, chocolate, cremas y licores. Su capacidad estimada se encuentra entre los 235 y los 300 ml.

Pasos básicos para un catering perfecto de boda

Entre los pasos primeros en que debemos pensar cuando hay una boda es el sitio en el que se desea realizar la recepción o el banquete en cuestión.

Conozcamos los elementos de mayor importancia para la elección del catering

Sitio y estilo

Entre los primeros pasos que se deben pensarse es elegir el sitio. Hay veces que esta clase de localizaciones lo que hacen es formar parte ya de packs que están predefinidos por otra clase de empresas, algo que reduce de forma considerable nuestra posibilidad de elegir.

A veces, los anfitriones pasan a tener mayor libertad para la contratación del catering que más se adapta a las exigencias. Debemos encontrar una empresa que pueda ofertar servicios que sean acordes con el estilo que tengamos.

Reservas

Buscar el catering perfecto para la boda comienza con bastante previsión, por lo general con un año de antelación, en especial si la boda es en junio, julio o agosto. Lo normal es que se deje una señal.

Presupuesto

Los costes del catering, como nos comentan los especialistas de LaFrolita, varían dependiendo de la dimensión de la fiesta en cuestión, la clase de comida o de los servicios existentes. El coste medio puede ser de entre 90 a 100€. Todo ello se puede negociar con la empresa para que se pueda ajustar a nuestras necesidades.

Menú

Dependiendo de los parámetros que se vean, habrá que ver la clase de servicios que se puede ajustar mejor a la clase de celebración que queramos organizar. Es posible hacerlo con productos de temporada o pensando en los alimentos congelados que se van a servir en el banquete.

Bebidas

No nos fiemos de los caterings que no incluyan agua o vino en el precio del propio menú. La opción mejor es que se ofrezcan agua y vino sin límites durante la comida. La barra libre por lo general nos e incluye en el precio del banquete cerrado.

Tarta de boda

Cuando se elige la tarta de boda, lo normal es que esté dentro del presupuesto. Si se opta por uno más grande, puede aumentar algunos euros por persona.

Preparativos

En el proceso de contratación del catering se pueden acordar detalles como la forma o el color de las sevilletes, platos, manteles, vasos o la mesa presidencial. De igual forma es interesante dejar claro si en el catering se incluye el servicio de limpieza al final.

Duración del servicio

Muchas veces no se le da a ello la importancia que merece. Hay bastantes banquetes que se interrumpen cuando finalizan las horas de servicio del personal de las salas. Algo que sucede porque muchos de los catering lo que ocurren es que planifican demasiado los servicios, dando un precio extra a las horas de más que sobresalgan del tiempo de trabajo pactado.

Respeto de la identidad

Las empresas más importantes del sector del catering llegan a poder organizar del orden de más de un centenar de banquetes anuales. Lo que hacen es ofertar al cliente un servicio de lo más eficaz, pero puede ser demasiado planeado o preestablecido.

Muchas veces, dependiendo de las necesidades o del estilo que queramos dar al evento, lo mejor es tener un servicio de catering que nos pueda ofertar al mismo tiempo, tanto la profesionalidad como la atención hacia las propuestas nuevas que pueda haber.

Si se quiere tener éxito a la hora de celebrar este tipo de características, es fundamental que la empresa pueda facilitar una persona como referencia con la que interactuemos, de tal forma que nos pueda indicar la manera en la que se puede realizar todo el proceso de organización a este respecto. Por todo ello no se debe tener miedo el decir lo que se piense o hasta de pensar y proponer soluciones con imaginación.

Aconsejamos también que entre los clientes y la propia empresa dedicada al catering haya un contrato real, donde queden claras las cláusulas relativas al precio, los servicios que se incluyen, clases de pago, términos para las cancelaciones o el IVA.

Es un derecho con el que contáis, en especial porque en esta clase de eventos las cifras que se barajan son de gran importancia. Acudir a las empresas de catering más cercanas al domicilio sirven para poder comprobar lo más pronto posible qué clase de servicios nos pueden ofrecer y si se adaptan al gusto o estilo.

Una vez hablado todo esto, seguro que vas a tener algo más claro lo que tiene que tener un catering que se precie, algo que es vital de cara a que tener una buena percepción sobre esta jornada tan especial.

Profesor de Inglés: esto es lo que necesitas para serlo

El nivel medio de inglés creo que lo tenemos todos en el currículum. Efectivamente en el CV porque luego a la hora de la verdad hay que reconocer que los españoles se nos dan muy mal eso de los idiomas. Afortunadamente ya llega una nueva generación mucho más preparada y con idiomas como inglés o francés que dominan perfectamente. En esto tiene mucho que ver que los colegios se hayan adaptado al formato de bilingüismo y puedan dar asignaturas en otros idiomas. Eso sí, lo mejor es que sean de las denominadas ‘marías’ porque si lo hacen con importantes, se puede provocar el efecto contrario. Es decir, si no sabes inglés tampoco vas a saber matemáticas.

Está demostrado que el inglés es el idioma con el que todos los ciudadanos del mundo se entienden. Son muchos millones los que lo hacen en el mundo. Es ese requerimiento que solicitan todos los trabajos, másteres o intercambios internacionales. Es la gran diferencia entre tener un sueldo de 16.000 euros al año o de tenerlo a 26.000 euros o más. El idioma está muy bien pagado en el mercado. Por eso tiene un gran valor para la sociedad. Por ejemplo te sirve para poder conectar con otras empresas del extranjero y poder hacer gestiones. Es la materia con más profesores, pero también la que más profesionales del idioma necesita.

No en vano, la demanda de clases online se ha disparado casi el doble estos últimos meses a causa de la pandemia, convirtiéndose en una forma de aprender rápida y segura. Y es que hay que aplaudir a esas personas que durante el Estado de Alarma han estado en Erte o en paro y han atenido que quedarse en casa y lo han aprovechado para formarse. Si lo han hecho en inglés, seguro que estarán dando las gracias al Covid durante toda su vida.

El inglés como herramienta de aprendizaje está en todos los ámbitos. Está en las aulas de los colegios, academias y universidades, pero también son muchos los padres que contratan a profesores particulares para que sus hijos perfeccionen el idioma, y un centenar de empresas ofrecen cursos de inglés a sus trabajadores para hacerlos más competentes y profesionales. Está claro que saber inglés te va a abrir todas las puertas del mundo.

Profesor particular

Para ser profesor particular no hay requisitos, pero es cierto que se recomienda tener cierto nivel y acreditarlo para generar cierta confianza. Lo ideal en estos casos es tener un C1 o superior. Y es que muchas veces nos pueden meter gato por liebre. Es como si para aprender a jugar al tenis contratas a un entrenador de fútbol. Lo más natural es que estés tirando el dinero.

Profesor en colegio o instituto público

Todos los profesores que trabajan en las etapas de Infantil, Primaria o Secundaria, en un colegio o instituto publico, consiguen una plaza después de aprobar unas oposiciones. Ser funcionario te garantiza cierta estabilidad laboral, ya que nunca te sacarán de tu puesto. Es tener la vida controlada para siempre. Ahora bien, para sacar una oposición hay que prepararse y no es fácil. Por ejemplo desde Preparador Oposiciones Primaria nos dicen que son muchos los que se apoyan en las clases on line para poder aprender. Tiene los mismos contenidos, recursos y explicaciones que las clases presenciales, con las ventajas propias de ser una metodología online.

Profesor en colegio o instituto privado

En estos casos no es necesario aprobar unas oposiciones. Además de tener un excelente nivel de inglés, necesitas justificar que tienes la carrera de magisterio. No es fácil entrar y aquí es donde siempre sedan esos casos que han logrado entrar por enchufe o dedo. O estás muy seguro de que lo que vas a conseguir, lo mejor es prepararte.

Luego existen las personas que no tienes la carrera de magisterio, pero tienes claro que quieres ejercer de profesor de inglés en instituciones privadas, tendrás que cursar el Máster en Profesorado de Enseñanza Secundaria Obligatoria, Bachillerato, Formación Profesional y Enseñanza de Idiomas. Son gente decidida que dominan los idiomas de maravillas y saben que así van a encontrar trabajo, o al menos que nunca les va a faltar.

Hasta aquí el análisis que queríamos hacer sobre los profesores de inglés. Ya has visto lo que necesitas para serlo, pero ante todo lo que te recomendamos es que si vas a trabajar con niños y niñas lo que tengas es paciencia y vocación.

 

Descubre las principales ramas del Derecho

Como ciudadanos todos deberíamos conocer las principales ramas del Derecho, pero esta suele ser una cuestión bastante desconocida. Y es por ello que en este artículo vamos a conocer todas las ramas y a qué se enfocan cada una de ellas.

Pero antes de nada, hay que saber que dentro del Derecho existe una distinción entre derecho público y privado y que juntos conforman el llamado derecho positivo.

  • Derecho público

El Derecho público se encarga de regular a las administraciones públicas y sus relaciones o actividades con los individuos. Y dentro del derecho público existen diferentes ramas como derecho administrativo, constitucional o penal, entre otras.

  • Derecho administrativo: en este caso el derecho administrativo tiene en cuenta las normas que regulan las relaciones o los problemas entre los individuos y las administraciones públicas.
  • Derecho constitucional: en los casos en los que se actúa contra las normas y leyes establecidas por la Constitución se denomina derecho constitucional. Este tipo de derecho tiene la posibilidad de verse desde el punto de vista formal como material.
  • Derecho internacional público: en este caso este tipo de derecho rige las relaciones entre los Estados y las organizaciones o sujetos internacionales.
  • Derecho penal: en este caso es el conjunto de normas y sanciones para los individuos que cometen conductas delictivas. Es importante señalar que para que un delito sea considerado como tal debe coincidir con la descripción que establece la norma que lo sanciona.
  • Derecho procesal: son las normas que regulan el proceso judicial. Vamos, que regulan los requisitos, el desarrollo y los efectos del proceso.
  • Derecho laboral: en este caso el derecho laboral regula las relaciones entre empleados y empleadores, este tipo de derecho tiene vertiente pública y privada. “El Derecho del trabajo, es una de las áreas que se encuentra más presente en nuestra sociedad. En toda relación laboral, son múltiples los conflictos que pueden suscitarse tanto para trabajadores como empresarios lo que hace indispensable el asesoramiento de profesionales especializados en Derecho Laboral. Los casos más comunes de este tipo de derecho son reclamaciones de despidos, convenios colectivos, derechos a huelga”, explican desde Trámites Fáciles Santander Abogados y Asesores, despacho de abogados en Santander con más de 10 años de experiencia.
  • Derecho tributario o fiscal: esta rama del derecho regula la Hacienda pública y se dedica a la liquidación de impuestos, tributos y recaudaciones en nombre del Estado.
  • Derecho privado

El Derecho Privado es el encargado de tratar asuntos de particulares. Dentro del derecho privado también existen diferentes ramas como derecho mercantil o civil.

  • Derecho mercantil: es la rama del derecho privado que regula la realización de actos comerciales, así como las implicaciones jurídicas que se desprendan de ellos.
  • Derecho internacional privado: en este caso esta rama del derecho tiene el objetivo de señalar las leyes y autoridades competentes para regular las relaciones cuando hay conflicto entre las leyes de varios países sobre un mismo tema.
  • Derecho civil: esta rama del derecho se encarga de regular las relaciones entre las personas o de tipo patrimonial, pero también de sus derechos civiles que son los que disfruta cualquier individuo. Dentro del derecho civil se pueden encontrar diferentes pautas como:
  • Derecho de las personas
  • Derecho de las obligaciones y contratos
  • El derecho de cosas
  • Derecho de responsabilidad civil (como podrían ser casos por negligencia)
  • Derecho de familia (como divorcios o custodias legales de menores)
  • Derecho de sucesiones (como casos de herencias y transmisiones de bienes)

Como habrás descubierto en este artículo existen multitud de ramas del derecho diferentes. Si tienes cualquier tipo de problema legal lo más conveniente es que consultes con especialistas cuáles son los pasos que debes llevar a cabo y cómo es tu situación ante el problema. Lo mejor es que acudas a un abogado especialista en el área en la que tienes el problema. Por ejemplo, tienes un problema porque consideras que has sido despedido de manera improcedente. Pues lo mejor es que te dejaras asesorar por un abogado experto en Derecho del trabajo o derecho laboral, ya que contará con amplia experiencia en casos similares y sabrá asesorarte en base al conocimiento. Seguro que el resultado es mucho mejor que si optas por un abogado no especializado. Puedes realizar una rápida búsqueda en internet para encontrar a los mejores especialistas de tu cuidad en cada área o pedir recomendaciones de profesionales a amigos, familiares o conocidos que hayan necesitado un servicio similar.