5 trucos para tener una página web profesional

  1. Inicio
  2. 5 trucos para tener una página web profesional
La página web de una empresa o un profesional es un escaparate en la red de sus productos o servicios. Y al igual que ocurre con los escaparates físicos la primera impresión dice mucho y determina si finalizar la compra o irse corriendo. En definitiva, hay que cuidar mucho una página web empresarial para poder destacar y obtener resultados por eso en este artículo hemos reunido 5 trucos que ayudan a ello.
isotipo

La página web de una empresa o un profesional es un escaparate en la red de sus productos o servicios. Y al igual que ocurre con los escaparates físicos la primera impresión dice mucho y determina si finalizar la compra o irse corriendo. En definitiva, hay que cuidar mucho una página web empresarial para poder destacar y obtener resultados por eso en este artículo hemos reunido 5 trucos que ayudan a ello.

  • La estructura debe ser clara

Es importante que una página web sea limpia y tenga una estructura clara. Esto ayuda a los usuarios a la experiencia y a encontrar lo que están buscando rápidamente y en cuestión de segundos. Por ejemplo, pongamos el caso de que visitamos la tienda online de una joyería y nosotros estamos buscando anillos. Una buena página web tendrá una sección para cada tipo de artículo como collares, pulseras, relojes, pendientes o anillos. Así podremos buscar rápidamente la sección de anillos para encontrar un modelo que nos guste. Sin embargo, he visitado algunas joyerías que tenían organizados los productos por marcas o por materiales, pero no por tipología. Lo que es un auténtico error.

En resumen, la página web debe tener una estructura clara y lógica que ayude a los usuarios a encontrar lo que están buscando.

  • Debe utilizar una gama cromática o colores corporativos

Ya hemos dicho que la estructura debe ser clara, pero uno de los primeros aspectos en los que se fija cualquier internauta es en la estética, que debe ser atractiva. Antes estaban de moda las páginas webs con imágenes de fondo, texturas o colores llamativos. Pero actualmente las tendencias de diseño apuestan por fondos blancos y colores neutros.

Un acierto respecto a los colores es apostar por los colores corporativos. Todo se ve mejor con un ejemplo así que os recomendamos visitar la web de TECOI, una empresa especializada en sistemas avanzados de procesamiento de chapa. La web de esta empresa juega con los colores del logo de la compañía. Así, tiene el fondo blanco, el texto en negro y los elementos destacados en ese amarillo anaranjado que llaman la atención en esas áreas.

Otro acierto es utilizar una única gama cromática. Así se evita utilizar colores que no combinen entre sí o que generen mezclas extrañas y poco atractivas.

  • Tiene que tener diseño resposive

Además, es fundamental que la página tenga diseño responsive o adaptable. Es decir, que la web se pueda ver fácilmente en cualquier dispositivo, ya sea un ordenador, una tablet o un móvil porque la página se adapta a cada pantalla.

Esta cuestión puede parecer que no es importante, pero hoy en día es fundamental porque se utilizan multitud de aparatos para conectarse a la red y si un usuario accede por ejemplo a tu web desde la tablet y tiene dificultades para leer el texto porque está muy pequeño o no está adaptado a la pantalla se irá rápidamente.

  • No pueden faltar links a las redes sociales

Como hemos dicho al comienzo de este post una página web empresarial es el escaparate virtual de una compañía o profesional por lo que si se disponen de cuentas activas en redes sociales no pueden faltar links que enlacen con cada plataforma. Así los internautas podrán seguir a la empresa en redes sociales y estar al tanto de todas sus novedades, productos y servicios.

Se recomienda que los links a las redes sociales estén visibles en todas las páginas. Por ello, se pueden poner en el encabezado o en el pie de página.

  • Tiene que tener una página de contacto

Y el último truco, que es obvio pero que muchas personas piensan que basta con incluirlo en el pie de página es tener una página de contacto. Una página que debe estar visible en el menú principal de la web. En esta página los internautas podrán encontrar los principales métodos de contacto de tu empresa como teléfono, correo electrónico, dirección y también se podrían añadir enlaces a las redes sociales. Un truco para facilitar el contacto es añadir links para que cuando los usuarios pinchen en el correo electrónico se les abra directamente un email para enviar a tu dirección. Esto se puede hacer también con el WhatsApp.

En la sección de contacto también se puede incluir un formulario para que los potenciales clientes rellenen con sus datos personales y dudas. En este formulario de contacto no deben faltar campos como el nombre y apellido, email, teléfono y un espacio para que dejen su mensaje personalizado.

 

 

 

Comparte: