Debate: Todos los problemas que derivan de una mala salud bucodental

En este blog nos encanta eso de debatir, siempre con educación y aportando argumentos. Por eso, hoy nos lanzamos al mundo de la salud bucodental, o lo que es lo mismo, a conocer todas las dudas que puedas tener sobre tus dientes, sobre las posibles enfermedades, cómo curarlas, y lo más importante, la mejor forma de prevenirlas.

La mejor fórmula para saber resolver dudas es preguntando, así que si hacemos un resumen de las cuestiones que más nos han llegado y que gentilmente nos contestan los profesionales de la clínica dental Belmonte. Por supuesto, que si tienes alguna, solo tienes que dejarnos un comentario al final de la página.

¿Por qué me sangran las encías al cepillarme?

Existe el error frecuente de autotratar el sangrado de las encías utilizando colutorios, lo cual no hace sino que ocultar el problema básico, que en este caso es una acumulación excesiva de placa bacteriana. Lo mejor es cepillarse los dientes, y si el sangrado persiste, acudir al odontoestomatologo, que hará un examen de la cavidad bucal para ver si existe patología.

¿Cómo usar los cepillos interdentales?

Si existen espacios amplios entre los dientes o llevas aparatos de ortodoncia, puentes o implantes dentales, tu odontólogo puede recomendarte el uso de cepillos interdentales. El tamaño del cepillo debe adaptarse al espacio disponible entre los dientes para evitar que éste entre forzado. Deben realizarse varios movimientos horizontales de vaivén de fuera a adentro, y viceversa, en cada espacio interdental.

¿Cuál es la causa de la halitosis?

Se llama halitosis porque oler mal la boca suena muy fuerte, pero es así de claro. La aparición del mal aliento se debe, principalmente, a la presencia de unos gases, denominados compuestos sulfurados volátiles (CSV), en el aire expelido desde la cavidad bucal: sulfuro de hidrógeno, el metilmercaptano y el dimetilsulfuro. Estos productos malolientes resultan de la fermentación bacteriana de proteínas, péptidos, mucinas, o células encontradas en la saliva, sangre, fluido del surco de las encías que rodea los dientes, o de cualquier resto alimentario retenido en las superficies bucales.

Las clases de halitosis

Como en todas las cosas, hay diferentes tipos de Halitosis. Tenemos la genuina o verdadera: el mal olor está verdaderamente presente y se puede medir y objetivar. Según el origen del problema, la halitosis se subclasifica en:

Fisiológica: cuando el mal olor se origina en el dorso de la lengua.

Patológica oral: cuando el origen de la halitosis reside en la lengua y está ocasionado también por alguna de las enfermedades de las encías, gingivitis o periodontitis.

La segunda forma de halistosis es la pseudohalitosis. Cuando una persona tiene la sensación de mal aliento, aunque no exista halitosis.

Halitofobia: se diagnostica si el paciente persiste en su idea obsesiva de padecer mal aliento, aunque éste no pueda ser percibido por otros, y tras haber recibido un tratamiento de halitosis verdadera o pseudohalitosis.

Es cierto que no mucha gente sabe usar correctamente la seda dental. Una pena porque es uno de los mejores métodos para tener una salud bucodental correcta. Lo primero que tienes que hacer es cortar un trozo de hilo o cinta dental aproximadamente de 50 cm y enrolla unos 35 cm en el dedo corazón de una de tus manos, y el resto del hilo en el dedo corazón de la otra mano, dejando una zona del hilo tensa entre ambos dedos de unos 10 cm. Este hilo que queda entre los dedos es el que debes aplicar entre tus dientes, ayudándote con el pulgar y el índice.

Realiza un movimiento ligero de sierra. Una vez superado este punto de contacto, apoya el hilo, sin hacer fuerza sobre la superficie, de uno de los dientes, curvándolo en forma de C para abrazar cada uno de los dientes y llévalo suavemente hacia la encía. Realiza varios movimientos verticales para eliminar la placa de la superficie dental. No la apliques nunca violentamente contra la encía, ni realices movimientos de vaivén en la zona de contacto con las encías.

¿Qué es la gengivitis?

Es la inflamación superficial de la encía. El sangrado es su principal señal de alerta. Si no se trata adecuadamente, puede ocasionar periodontitis.

¿Qué es la mucositis?

Es una enfermedad similar a la gingivitis que se produce alrededor de los implantes. Se caracteriza por la inflamación y el sangrado de la encía que rodea al implante dental. Si no se trata a tiempo, podría evolucionar hacia una periimplantitis.