Profesor de Inglés: esto es lo que necesitas para serlo

El nivel medio de inglés creo que lo tenemos todos en el currículum. Efectivamente en el CV porque luego a la hora de la verdad hay que reconocer que los españoles se nos dan muy mal eso de los idiomas. Afortunadamente ya llega una nueva generación mucho más preparada y con idiomas como inglés o francés que dominan perfectamente. En esto tiene mucho que ver que los colegios se hayan adaptado al formato de bilingüismo y puedan dar asignaturas en otros idiomas. Eso sí, lo mejor es que sean de las denominadas ‘marías’ porque si lo hacen con importantes, se puede provocar el efecto contrario. Es decir, si no sabes inglés tampoco vas a saber matemáticas.

Está demostrado que el inglés es el idioma con el que todos los ciudadanos del mundo se entienden. Son muchos millones los que lo hacen en el mundo. Es ese requerimiento que solicitan todos los trabajos, másteres o intercambios internacionales. Es la gran diferencia entre tener un sueldo de 16.000 euros al año o de tenerlo a 26.000 euros o más. El idioma está muy bien pagado en el mercado. Por eso tiene un gran valor para la sociedad. Por ejemplo te sirve para poder conectar con otras empresas del extranjero y poder hacer gestiones. Es la materia con más profesores, pero también la que más profesionales del idioma necesita.

No en vano, la demanda de clases online se ha disparado casi el doble estos últimos meses a causa de la pandemia, convirtiéndose en una forma de aprender rápida y segura. Y es que hay que aplaudir a esas personas que durante el Estado de Alarma han estado en Erte o en paro y han atenido que quedarse en casa y lo han aprovechado para formarse. Si lo han hecho en inglés, seguro que estarán dando las gracias al Covid durante toda su vida.

El inglés como herramienta de aprendizaje está en todos los ámbitos. Está en las aulas de los colegios, academias y universidades, pero también son muchos los padres que contratan a profesores particulares para que sus hijos perfeccionen el idioma, y un centenar de empresas ofrecen cursos de inglés a sus trabajadores para hacerlos más competentes y profesionales. Está claro que saber inglés te va a abrir todas las puertas del mundo.

Profesor particular

Para ser profesor particular no hay requisitos, pero es cierto que se recomienda tener cierto nivel y acreditarlo para generar cierta confianza. Lo ideal en estos casos es tener un C1 o superior. Y es que muchas veces nos pueden meter gato por liebre. Es como si para aprender a jugar al tenis contratas a un entrenador de fútbol. Lo más natural es que estés tirando el dinero.

Profesor en colegio o instituto público

Todos los profesores que trabajan en las etapas de Infantil, Primaria o Secundaria, en un colegio o instituto publico, consiguen una plaza después de aprobar unas oposiciones. Ser funcionario te garantiza cierta estabilidad laboral, ya que nunca te sacarán de tu puesto. Es tener la vida controlada para siempre. Ahora bien, para sacar una oposición hay que prepararse y no es fácil. Por ejemplo desde Preparador Oposiciones Primaria nos dicen que son muchos los que se apoyan en las clases on line para poder aprender. Tiene los mismos contenidos, recursos y explicaciones que las clases presenciales, con las ventajas propias de ser una metodología online.

Profesor en colegio o instituto privado

En estos casos no es necesario aprobar unas oposiciones. Además de tener un excelente nivel de inglés, necesitas justificar que tienes la carrera de magisterio. No es fácil entrar y aquí es donde siempre sedan esos casos que han logrado entrar por enchufe o dedo. O estás muy seguro de que lo que vas a conseguir, lo mejor es prepararte.

Luego existen las personas que no tienes la carrera de magisterio, pero tienes claro que quieres ejercer de profesor de inglés en instituciones privadas, tendrás que cursar el Máster en Profesorado de Enseñanza Secundaria Obligatoria, Bachillerato, Formación Profesional y Enseñanza de Idiomas. Son gente decidida que dominan los idiomas de maravillas y saben que así van a encontrar trabajo, o al menos que nunca les va a faltar.

Hasta aquí el análisis que queríamos hacer sobre los profesores de inglés. Ya has visto lo que necesitas para serlo, pero ante todo lo que te recomendamos es que si vas a trabajar con niños y niñas lo que tengas es paciencia y vocación.

 

Cosas que contaminan más de lo que piensas y al contrario

Aunque hora todo se ciñe a lucha contra el coronavirus (y es normal) hubo una época en la que nuestra principal lucha era contra la contaminación. Aún así no podemos bajar la guardia porque estudios dicen que detrás del covid también existen algunos factores contaminantes para llegar a esta situación. Por eso, la lucha sigue presente y hoy queremos hablar de esos productos o cosas que contaminan más de lo que pensabas. Es más, en algunos casos suponemos que no sabías ni que contaminaban.

Google

Seguro que nunca has pensado que cuando buscas nombres, direcciones, marcas o datos en Google estás contaminado. Pues que sepas que sí, aunque no es mucho. Lacantidad de electricidad que se utiliza para cada búsqueda que solicitan los internautas sea mínima. Muy por debajo de los 7 gramos. «En términos de [emisiones] de gases de efecto invernadero, una búsqueda en Google es equivalente a 0,2 gramos de CO2″, afirma Google, que además señala que para cada consulta se consumen de media 0,0003 kWh de energía. Así que si tienes una mentalidad muy ecológica, la próxima vez que busques en Google, párate a pensar si lo necesitas.

La música digital

Antes escuchábamos música en los casetes, luego pasamos a los discos y a los CD. Hasta que llegó la música digital. Pues bien, si eres de esos que dices que tú estas on love con la naturaleza, luego no puedes escuchar música digital. O por lo menos no puedes escuchar mucha. Los investigadores de la Universidad de Glasgow y la Universidad de Oslo han llegado a la conclusión, como puedes ver todo viene avalado, que la música digital contamina y mucho más que los antiguos formatos.

De esta manera, no te decimos que no escuches música digital pero sí que seas consciente de la contaminación que se genera. Una contaminación en la que no pensamos al imaginarnos la música digital como hago inmaterial; pero, que en realidad sí emplea recursos. Es cierto que el plástico de los CDs sigue siendo peor, pero algo se contamina con esta digita.

Microplásticos

Botes de gel de baño, tarjeta del metro, gafas, auriculares, esmalte de uñas, pantallas de ordenador, fundas para los teléfonos móviles, lentillas…aunque no lo creas todas estas cosas tienen plástico, aunque sea en pequeñas cantidades. Los microplásticos apenas son perceptibles y no sólo están presentes en objetos, sino también en los alimentos, el agua y el aire, por lo que afectan al medio ambiente y a todos los seres vivos que en él habitan; principalmente a los seres humanos.

El turismo

Es el motor de España, y ahora con el covid se está notando, pero hay que reconocer que lo de hacer turismo no es bueno para el medio ambiente. La aportación del turismo fue de entre 3,9 y 4,5 Gigatoneladas de CO2-equivalente. Y es que el turismo es responsable de casi una décima parte de las emisiones de gases de efecto invernadero en el mundo, según el estudio realizado por la Universidad de Sídney, que es la primera que cuantifica la aportación del turismo a la emisión de gases de efecto invernadero a lo largo de la cadena de suministro.

Cartones

¿Contaminan los cartones? Pues está claro que mucho menos de lo que te piensas. Y es que el plástico lo hace hasta diez veces más. Son muchas las empresas que han visto en material la mejor forma de empaquetar. Según las conclusiones de un análisis, por cada kilo de cartón que se produce, se emiten 0,26 m3 de CO2, frente a los 2,7 m3 que se emiten con el plástico y los 6,74 m3 que se originan con el aluminio. Es más, son muchas las empresas que han apostado por ello. En Grupo Mimo nos cuentan que usan este material porque limita las emisiones de dióxido de carbono y petróleo hasta un 60%, comparado con otros tipos de envases, de acuerdo a un estudio conducido por el Instituto para la Investigación sobre Energía y Medio Ambiente.  “En el mundo globalizado en el que nos encontramos, debemos afrontar nuestra responsabilidad con el desarrollo sostenible y medioambiental, estableciendo procedimientos responsables a tal efecto. Para llevar a cabo estos compromisos, implantamos un Sistema Integrado de Gestión de la Calidad, Medio Ambiente y Seguridad y Salud basado en las normas internacionales ISO 9001, ISO 14001 e ISO 450012, nos comentan.

 

Ya has visto que consumimos a diario objetos que nos facilitan la vida y lo hacen más cómodo, sin embargo, muchas veces no somos conscientes de que algo es contaminante y otra cosa que pensábamos que sí lo era, pues contamina mucho menos que otro, y es muy recomendable.