Grandes ventajas de los motores reconstruidos

  1. Home
  2. Grandes ventajas de los motores reconstruidos
Muchos de los fallos de importancia que tienen los motores es posibles evitarlos con un mantenimiento y servicio rutinario. Muchas veces, el que el motor pueda sobrecalentarse o que haya una bomba de aceite rota terminará provocando que fallen una serie de componentes internos. Esto puede hacer que el motor, como nos dicen los expertos de reconstruidosmober.es resulte en un vehículo no operable que va a precisar de un motor que sea nuevo o de su reconstrucción.
isotipo

Muchos de los fallos de importancia que tienen los motores es posibles evitarlos con un mantenimiento y servicio rutinario. Muchas veces, el que el motor pueda sobrecalentarse o que haya una bomba de aceite rota terminará provocando que fallen una serie de componentes internos. Esto puede hacer que el motor, como nos dicen los expertos de reconstruidosmober.es resulte en un vehículo no operable que va a precisar de un motor que sea nuevo o de su reconstrucción.

Aunque podría parecer bastante más sencillo o económico el reemplazo del motor por uno anterior,  a veces incluso aunque el motor que se reemplace sea del mismo automóvil que el suyo, es posible que se produzcan bastantes obstáculos potenciales que deban ser superados.

Ahora hablamos de algunos de los temas de mayor importancia que deben ser valorados cuando nos encontremos en un mercado para un motor que sea  nuevo o para que el motor existente se reconstruya por un mecánico de motores profesional.

Un motor reconstruido va a implicar:

El que se quite el motor de un automóvil y su posterior desensanblado, es lo que se conoce como “carb a pan”. Hablamos de una descripción bastante más antigua, de cuando los motores contaban con carburadores en lugar de los sistemas de inyección de combustible que tienen ahora, lo que ahora llamamos “inyector a Pan”, cuando la sartén es el carter de aceite.

Cuando el motor pasa a desmontarse, limpiarse e inspeccionarse, hay que pensar que todas las piezas que terminan dañándose deben ser reemplazadas por otras restauradas o nuevas.

Piensa que las juntas, lubricantes o los sellos nuevos se usan en el ensamblaje del motor que se reconstruye, algo que merece la pena tenerlo en cuenta.

Las piezas más habituales para su reemplazo incluyen

Anillos, correa o cadena de distribución, juntas, bomba de aceite, etc. Las piezas más importantes solo van a ser reemplazadas en el caso de que sea necesario y con frecuencia lo que hacen es incluir pistones, cigüeñales o árboles de levas.

Si el motor tiene daños que sean de importancia

En este caso, puede suceder que se deba proceder al taladro de lo que es el bloque del propio motor, de tal forma que se alineen los orificios más importantes del cigüeñal. Así puede ser posible que sea necesario taladrar los cilindros de tal manera que haya nuevos pistones. Hablamos de que es necesario un trabajo de mayor extensión pero donde va a poder permitir que el motor vuelva a poder funcionar de nuevo.

Normalmente solo existen un par de casos donde la opción no es a considerar:

En el caso del bloque del motor se ha estropeado por dentro por una biela o cigüeñal roto. La otra es que el exterior del bloque del motor se haya agritado o “en ventana”, lo que sucede cuando un componente de dentro termina perforando un orificio en su bloque. Pensemos que en otras circunstancias disponer de un motor que se haya reconstruido es una buena opción.

Una vez que se reconstruye el motor: vas a saber que todo ha sido objeto de una inspección y que cuentas con bastantes partes nuevas. Todo ello lo que hace es extender lo que va a durar el motor.

El tiempo durará en mayor o menor medida, dependiendo de la cantidad de componentes que se hayan reemplazado. Otra de las ventajas es que se van a reciclar una serie de partes en el motor de tal manera de que puedan reducir los desechos “chatarreros” que se dejan en el medio ambiente.

Uno de los mejores beneficios que tiene el disponer de un motor reconstruido es que tanto a nivel de conectividad como de compatibilidad con respecto a la ECU y al sistema eléctrico existentes, la misma se ha programado para la comunicación con el motor instalado de forma original en el coche.

Muchas veces, cuando se instala un nuevo motor, la ECU puede tener dificultades a la hora de su conexión y comunicación con un motor nuevo reconstruido. En ocasiones,  las modificaciones de motor necesitan reprogramar la ECU o ser reemplazados.

Cuando es posible que puedas elegir entre reparación o reemplazo, lo más recomendable es que se repare el motor que haya con piezas OEM de repuesto nuevas para que hay menos problemas en cuanto a que sean compatibles.

Deseamos que nuestro artículo haya sido útil y así te hayamos ahorrando dudas si estabas valorando optar por un motor de los denominados reconstruidos o no, algo que suele ser objeto de dudas por no conocer mucho en qué consisten esta clase de motores.

Comparte: