Para ser un buen anfitrión en tu hogar siempre debes saber que copa has de poner

  1. Inicio
  2. Para ser un buen anfitrión en tu hogar siempre debes saber que copa has de poner
Muchos de nosotros disfrutamos cuando recibimos una visita en nuestro hogar y es que no hay nada mejor que la buena compañía para pasar una velada maravillosa. En este sentido, no importa que recibamos a familiares, amigos o a nuestra pareja y es que de forma inconsciente siempre trataremos de dar lo mejor de nosotros mismos para que los invitados se sientan como en su propia casa y se lleven un grato recuerdo de su paso por nuestro hogar.
isotipo

Muchos de nosotros disfrutamos cuando recibimos una visita en nuestro hogar y es que no hay nada mejor que la buena compañía para pasar una velada maravillosa. En este sentido, no importa que recibamos a familiares, amigos o a nuestra pareja y es que de forma inconsciente siempre trataremos de dar lo mejor de nosotros mismos para que los invitados se sientan como en su propia casa y se lleven un grato recuerdo de su paso por nuestro hogar. Sin embargo, en muchas ocasiones no sabemos que debemos de poner en la mesa para picar, no sabemos como debemos de colocar los cubiertos sobre la mesa o no sabemos que copas debemos de usar por lo que a lo largo de las siguientes líneas os queremos acercar un poco más a estas normas de protocolo y en el post de hoy nos centraremos en los diferentes tipos de copas que nos podemos encontrar en el día a día. Así que coged papel y boli que comenzamos a desgranaros los tipos de copas con los que nos podemos encontrar en nuestro día a día.

Quizá os pueda parecer una tontería, pero lo cierto es que mucha menos gente de la que creéis conoce como se han de poner las copas en casa. Y es que el orden, el modelo de copa y la cantidad que debemos de servir varía en función de lo que se sirva, como ocurre, sin ir más lejos con el vino o con los brandis. Pero antes de saber las cantidades, vamos a conocer un poco mejor las copas que nos podemos encontrar:

  • Copa Flauta. Se usa para servir el champagne. Al igual que ocurre con la copa Tulipán, su forma evita la pérdida rápida del gas.
  • Vaso Huracán. El vaso huracán (hurricane glass) tiene un aspecto muy atractivo, con forma de huracán y con una gran capacidad, es un recipiente perfecto para bebidas alcohólicas y cócteles tropicales, exóticos y con frutas que lleven importantes decoraciones. Es muy popular en el verano y en las playas, sobre todo para una piña colada o un chi-chi. Es un vaso cómodo llamativo y amplio.
  • Copa para Vino Blanco. La copa de vino blanco posee un cuello largo para que sea sostenida por allí y no modifique la temperatura en la que el vino se sirve. A diferencia de la copa de vino tinto esta es más corta. Es de cristal suave y claro. El recipiente en sí es amplio, abriéndose hacia arriba. Es un diseño moderno, ideal para saborear a fondo la frescura del vino blanco y de algunos cócteles.Tiene una capacidad de aproximadamente entre unos 175 y 235 ml.
  • Copa para Vino Tinto. Con un aspecto sólido, como para reflejar la fortaleza de un buen vino tinto, este vaso es apropiado también para los claretes. El borde es lo suficientemente ancho como para permitir que el vino pueda respirar sin mayores problemas. La copa de vino tinto, a diferencia de la de vino blanco, tiene un tamaño más amplio, es más ancha y su boca es más grande, lo que permite respirar mejor al vino, exhalando correctamente su aroma. Por otro lado, y ahora al igual que en la copa de vino de blanco, su cuello es largo para no permitir que el calor de la mano modifique la temperatura del contenido. Esta copa se utilizará en la elaboración de algunos cócteles. Su capacidad es algo mayor que esta última y ronda entre los 235 y los 295 ml.
  • Vaso Pilsen. El vaso pilsen es largo y ancho, es muy atractivo y se utiliza prácticamente en la gran mayoría de los casos para servir una buena cerveza, aunque también se utiliza para preparar algunos cócteles. Su base es amplia y resistente, de un vidrio fuerte, tiene un peso algo mayor que los que hemos visto en general y su capacidad es aproximadamente de entre unos 300 y unos 475ml. Debe tomarse por la base al presentarlo.
  • Jarra de cerveza. La jarra de cerveza (beer mug) esta hecha de vidrio grueso, es consistente y generalmente tiene un peso más grande que el resto de los recipientes. Es el recipiente típico para servir cerveza y generalmente se coloca unos minutos en el congelador antes de servir cerveza en él, lo que le brinda una leve capa de hielo, ayuda a mantener la frescura de la cerveza y principalmente, mejora la presentación haciéndola más atractiva y vistosa. Es larga, ancha y tiene un mango, su capacidad generalmente varía aproximadamente entre los 300 y los 450 ml.

Estos son solo algunos ejemplos de copas que nos podemos encontrar en el mercado, si bien es cierto que existen otro tipo de copas, cada una para una circunstancia especial. Así, si vosotros no queréis fallar, nosotros os recomendamos que os paséis por Giona company, donde encontraréis todas aquellas copas que necesitáis y es que ellos son especialistas en este producto, por lo que además de venderos lo que necesitáis os asesorarán acerca de cual es la mejor opción.

La jarra de café irlandés o vaso Toddy

La jarra de café irlandés (irish cofee mug) es el recipiente perfecto para bebidas y preparaciones que se sirven calientes, como por ejemplo el hot toddy o alguna bebida alcohólica con el típico y clásico licor irlandés Baileys. Es también una jarra relativamente amplia, tiene la medida justa para el tipo de bebidas en los que se utiliza y es cómoda, tiene un aspecto atractivo y posee un mango que cumple una importante función cuando se trata de bebidas calientes que generalmente llevan café, chocolate, cremas y licores. Su capacidad estimada se encuentra entre los 235 y los 300 ml.

Comparte: