El anillo de compromiso suele ser fruto de bastante curiosidad. Algunas de las preguntas, como nos dicen desde joyerialorena.es suelen ser en qué mano se debe lucir el anillo de pedida o incluso el de casada, por lo que es de bastante utilidad el despejar una serie de duda sobre esta arraigada tradición sobre las alianzas en cuestión.  Vamos a contarte todo lo que dice la tradición, tanto sobre los anillos de compromiso como con las bodas.

Conociendo más…

Antes del enlace oficial, siempre hay momentos que recordamos con ilusión, ternura y bastante amor, el de cuando llega la pedida. Durante el tiempo las costumbres han ido cambiando y actualmente no es extraño elegir un momento que sea especial y distintos, para que el novio termine apoyando su rodilla en el suelo y haga la pregunta, o hasta que pueda hacerlo la novia.

El caso es que en este escenario vas a notar una ausencia importante, por lo que se precisa un anillo de compromiso para poder colocarlo en el dedo y anunciar al mundo o a quién se crea conveniente, que una boda está próxima. La tradición, que siempre parece estar de moda, se ha ido repitiendo durante la historia.

En qué mano se lleva el anillo de compromiso

Muchas personas dicen que el origen fue en el antiguo Egipto. En este sentido, los novios entregaban a la novia un anillo como promesa de amor y confianza, en denominado amor eterno.

En la época medieval, como símbolo tenía tanta importancia que las mujeres tenían prohibido el llevar alianzas como adorno.

Existen multitud de leyendas que hablan de este símbolo de amor, así como de multitud de costumbres y tradiciones que son distintas dependiendo del país o de la región. En este sentido, existen multitud de sitios en los que lo que cuesta el anillo tiene que ser proporcional a lo que gana el novio, pero en otros se le va a dar mayor importancia a los detalles y a que vaya a ser del gusto de la novia en cuestión.

En qué mano se llave el anillo de compromiso

Hay tantos anillos de compromiso como mujeres que los van a llevar y por todo ello no es fácil el tener una única opinión sobre la mano o el dedo en el que se deben lucir. Cada mujer lo va a llevar donde le resulte más cómodo o sea más bonito.

En el caso de que seas una persona de esas que gusta de conocer las normas antes de proceder a saltársela, lo más seguro es que te va a interesar saber lo que dice el protocolo en cuestión.  Pues es de las cosas que más interesan en estos casos.

En este sentido, en cuanto la novia confirme que tiene interés en casarse con la pareja, el novia lo que tiene que hacer es colocar el anillo en su mano derecha. Este tiene que permanecer justo aquí hasta el día que se produzca la boda, a partir de dicho momento, la mano derecha va a lucir la alianza de casada y el anillo de pedida se deberá llevar en la otra mano.

Aunque esto pueda parecer fácil, no es tan sencillo, puesto que en la Comunidad Valenciana, Baleares o Cataluña es al revés, pues es la mano izquierda la que debe lucir el anillo hasta el día de la boda, siendo esta una tradición que es compartida.

Ya has podido ver que hay bastantes dudas y una serie de opciones, para poder elegir esa mano en la que se debe llevar el anillo de compromiso, el caso es que a la hora de que se determine el dedo correcto para que se haga, las cosas están muy claras, pues de debe llevar en el dedo anular.

Lo que hay que hacer es remontarse al pasado, pues ya es parte de la historia la relación que siempre se asocia entre el dedo de la mano y el corazón. Se pensaba en la existencia de una vena del amor.

Hay que tener claro que una promesa no puede encontrar un sitio mejor. De todas formas. Parece que el mejor sitio para poder llevar el anillo de compromiso es el dedo anular sito en la mano derecha.

Después de la boda, dicho espacio lo va a ocupar la alianza o anillo va a pasar a la mano izquierda, con salvedad de las regiones donde es de manera inversa. Aunque, hay una libertad importante y no son demasiados quienes después de la boda, eligen lucir los dos en un único dedo.

Deja una respuesta