Mudanza, toma nota de lo que necesitas

  1. Inicio
  2. Mudanza, toma nota de lo que necesitas
En la vida hay trenes que siempre acaban por pasar, y el de la mudanza siempre es uno. Ahora bien, es un tren molesto, que como no tengas un buen sitio vas a pasarlo mal. Y es que una mudanza tiene sus contratiempos. Yo que soy veterano en estas lides tengo claro que como no te prepares bien para ello, puede supones un dolor de cabeza. Por eso, te vamos a contar una serie de consejos para que cuando tengas que hacer una mudanza lo tengas todo controlado.
isotipo

En la vida hay trenes que siempre acaban por pasar, y el de la mudanza siempre es uno. Ahora bien, es un tren molesto, que como no tengas un buen sitio vas a pasarlo mal. Y es que una mudanza tiene sus contratiempos. Yo que soy veterano en estas lides tengo claro que como no te prepares bien para ello, puede supones un dolor de cabeza. Por eso, te vamos a contar una serie de consejos para que cuando tengas que hacer una mudanza lo tengas todo controlado.

Contratar a una empresa

Por supuesto, la primera recomendación es que contrates a una empresa de mudanzas. Como nos indican desde Mediterráneo Express te puedes evitar dolores de espalda y sobre todo de cabeza. Eso sí, como nos dicen hazlo con tiempo, y es que puede haber un montón de demanda y que estén a tope de trabajo. Lo mejor es que llames con tiempo para que te hagan un hueco en la agenda. Lo que tienes que hacer es comparar presupuestos y servicios y ver cuál te conviene mejor.

Limpieza

Si ya has hecho alguna mudanza te darás cuenta de que sale suciedad por todos los lados. Así que la recomendación es que hagas una limpieza a fondo en tu nueva casa antes de la mudanza, de tal manera que cuando aterrices sólo sea cuestión de abrir cajas y guardar directamente en su sitio. Ahora bien, también vas a comprobar que en tu anterior casa sale la suciedad por todos los lados. Si estás de alquiler o se la vas a vender a alguien, pon un poco de tu parte y no lo dejes como un estercolero.

El tiempo es oro

Vas a notar que el tiempo es oro y se te echa encima. Los dos últimos días antes de la mudanza vas a pensar que los días son de 12 horas y que no te dará tiempo a nada. Por eso tenemos que aprovechar el tiempo. Por ejemplo podemos ir embalando con anterioridad porque no las utilizamos en el día a día. Es decir, elementos decorativos, libros o por ejemplo, ropa y enseres de otras temporadas, como guardar la ropa de verano si ya estamos en invierno. Seguro que de esta manera puedes embalar con más tranquilidad y no hacerlo todo a lo loco.

Identifícalo

Este consejo es de gran utilidad, sobre todo cuando llegues a la otra casa. Y es que comenzamos a meter todas las cosas en cajas y luego cuando estamos en nuestro nuevo hogar nos damos cuenta que no sabemos que hay en cada caja. Así que lo mejor es que nombres e identifiques adecuadamente. Seguro que puedes encontrar en Internet pegatinas especiales. Es aconsejable hacer un inventario o una lista que lo que contiene cada caja, de forma que si una vez en tu nueva casa te hiciera falta algo, sepas fácilmente dónde encontrar aquello que necesitas.

El congelador

Como nuestra cabeza solo piensa en la mudanza no nos damos cuenta de otros aspectos como por ejemplo el congelador. Nuestra recomendación es que lo descongeles con tiempo, al menos 24 horas antes, y no vayas al supermercado los días anteriores para no acumular comida en el frigo.  Es posible que organices un pedido en tu tienda habitual para el día después de la mudanza y que te lo entreguen directamente en tu nueva vivienda. Así te puedes olvidar de hacer compras en medio de la mudanza.

La ropa

¿Qué hacer con la ropa? Pues una recomendación es que puedes llevar la ropa con las propias perchas en grandes bolsas de basura o portatrajes. Si lo haces con el famoso burro de las modelos te simplificara muchísimo el cambiarlo todo de un armario a otro. Además, no dudes en hablar con la empresa que te haga la mudanza porque suelen contar con unas cajas específicas para ropa, que también son muy útiles y te hacen todo muy fácil.

¿Qué día hago la mudanza?

Pues te lo tienes que tomar con tiempo. Así que tienes que organizar la mudanza cuando sepas que vas a tener tiempo de sobra. Por ejemplo, en fin de semana o solicitando algún día libre, así que no dudes en ver tu convenio de empresa porque puedes tener días para hacerlo, lo más seguro es que te corresponda algún día para ello.

Estos son algunos consejos que puedes seguir cuando tengas que realizar una mudanza. Ante todo tienes que tener paciencia y tranquilo, que todo pasa.

Comparte: